Cómo convencer a dueños de mascotas para que realicen más visitas a tu clínica veterinaria
Prom:5 / 18 votos

El cuidado preventivo durante todo el año es un tema que muchos dueños de mascotas no suelen tomar con la seriedad debida.

Abordar este tema, puede ser el causante de un incremento en la cantidad de visitas anuales que cada cliente realiza a una clínica veterinaria.

Pero hay que decirlo, el hecho de que la mayoría de propietarios de mascotas no le den la seriedad debida, es una situación problemática tanto para las mascotas como para la mayoría de clínicas veterinarias que dependen naturalmente de los ingresos generados a partir de los servicios contratados por los propietarios de dichas mascotas.

En general es un tema que afecta a todos los involucrados: a las mascotas, a los dueños y a las clínicas veterinarias como tal.

Por un lado puede provocar descuidos que ocasionen problemas más graves en la salud de las mascotas, lo que naturalmente genera gastos adicionales a los dueños, debido a los posibles procedimientos costosos que se puedan necesitar en el futuro y por otro, hacen que los ingresos percibidos por cliente en una clínica veterinaria, no colaboren en el crecimiento financiero anual que toda clínica veterinaria merece.

Es necesario entonces, buscar maneras para convencer a los dueños de mascotas para que realicen cuidados preventivos durante todo el año.

Parte de la razón por la que los dueños de mascotas solamente responden ocasionalmente a participar en olas de cuidado preventivo en determinados momentos del año, es porque así es como se les recuerda que lo hagan. Esto generalmente se logra por medio de temporadas de concientización, pero luego de “esas etapas”, el interés en el cuidado preventivo se reduce, dejando asi a muchas mascotas vulnerables a enfermedades y a lesiones evitables.

Cualquier clínica veterinaria que quiera crecer financieramente y que valore en verdad a sus clientes, debe tomar este tema más en serio y no solamente de cara a la necesidad de crecimiento financiero como tal, sino de cara a beneficiar a sus clientes, proporcionándoles más valor agregado, ayudándoles a evitar gastos mayores ocasionados por no tener una atención adecuada de forma preventiva.

Para lograrlo a continuación te presentamos una recomendación:

Planificar campañas recurrentes (propias)

Planificar varias campañas recurrentes más pequeñas en tu propia clínica, que sean independientes a cualquier campaña generalizada en tu país, puede ser una actividad extremadamente exitosa.

Puedes definirlas durante todo el año y eso puede ayudar a los dueños de mascota a darse cuenta de que la atención preventiva no es un asunto que solamente se debe considerar un par de veces al año.

Planear una estrategia como esta no es demasiado difícil, sobre todo porque tú sabes lo que se necesita para mantenerse al tanto de los posibles cuidados preventivos más recomendados para cualquier mascota y al mismo tiempo conoces a la perfección a las mascotas de tus clientes o al menos a las mascotas de tus clientes recurrentes.

Ejecutar iniciativas como esta, evita que tus clientes permanezcan en la oscuridad acerca de mantener la salud de las mascotas durante todo el año y al mismo tiempo te permitirán generar mayores ingresos anuales.

La primera pregunta más común en este momento suele ser ¿Cómo se deben seleccionar los temas más importantes para promover el cuidado preventivo?

Muchas enfermedades tienen síntomas sutiles que el dueño promedio de una mascota puede atribuir al envejecimiento, ansiedad o alguna otra causa. Tú puedes utilizar estos vacíos en el conocimiento para encontrar las mejores recomendaciones de cuidado preventivo para aportar más valor agregado a tus clientes.

Esto será recibido con los brazos abiertos por tus clientes, mejorará tu reputación y fortalecerá la relación con cada uno de tus pacientes, lo cual hoy en día es extremadamente importante.

Empieza por buscar tendencias en tu clínica.

Por ejemplo: ¿Hay un excedente de citas similares, como un aumento en casos de determinado problema o enfermedad, tal vez? En ese caso, sería recomendable abordar y considerar dicho tema para crear una campaña recurrente.

¿Y cómo se puede iniciar con una estrategia de este tipo?

Veamos esto con un ejemplo más específico que podría ser el siguiente:

Digamos que recibes a un nuevo paciente, un gatito recién adoptado.

En lugar de decirle al dueño de la mascota cada detalle sobre lo que tendrá que hacer, sería mejor que al final de la primera cita, se le indique directamente por escrito cuándo deben regresar, qué cuidados necesitará el gatito la próxima vez e idealmente brindar más detalles como vacunas, esterilización, etc.

Luego, considerar a este cliente como uno de los indicados para recibir contenidos adicionales de campañas recurrentes durante todo el año, con los temas más adecuados que hayas seleccionado para este tipo de mascota.

Entonces, basado en estos patrones, tú puedes crear distintas campañas recurrentes para abordar los puntos comunes y problemas que pueden evitarse con cuidados preventivos.

Estarás proporcionando mayor valor agregado y la consecuencia más importante de este movimiento, será que estarás provocando que la cantidad de visitas anuales se incrementen por cada cliente.

¿Te interesa aprender más?
¿Quieres recibir más contenidos para veterinarias en tu correo?

Deja tu correo en este formulario y te haremos llegar gratuitamente contenidos relevantes que te serán de mucha utilidad para tu veterinaria.